Cirugía Podológica

Mínimamente Invasiva, sin necesidad de hospitalización.
Solución definitiva en +90% de los casos

En el pie encontramos múltiples deformidades que van produciéndose a lo largo del tiempo. Hacia estas situaciones molestas y dolorosas van dirigidas la mayoría de los procedimientos quirúrgicos.

Hallux valgus (juanetes) y los dedos en martillo serían los más conocidos e incómodos, pero hay otra serie de patologías, como se citan posteriormente, que se realizan con este tipo de cirugía.

Son la causa de la aparición de dolor, callosidades, pequeñas heridas e incluso infecciones. La cirugía ofrece la resolución de estos problemas con la finalidad de mejorar el confort y comodidad del pie dentro de nuestros calzados. Diríamos que la cirugía del pie para estas afecciones la podemos clasificar como curativa.

Las técnicas que utilizamos en la cirugia mínimamente invasiva están contrastadas y suficientemente probadas como para asegurar que darán un resultado óptimo.

Siempre es el paciente quien toma la decisión de someterse a una cirugía una vez se ha informado de las posibilidades de resolución. Deberá entender la explicación de los riesgos y complicaciones posibles que puedan suceder. Las cirugías son una buena opción pero no se deben tomar a la ligera.

La cirugía mínimamente invasiva del pie consta de un conjunto de técnicas quirúrgicas encaminadas a la resolución de las patologías del pie. Las más frecuentes que se presentan en la consulta son las siguientes:

Pida cita ahora

Entre en nuestra página de reserva de cita online. Es muy rápido y sencillo

PIDA CITA ONLINE AHORA